Table of Contents Table of Contents
Previous Page  235 / 268 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 235 / 268 Next Page
Page Background

BATERÍAS

La batería de semi-tracción

Una batería de semi-tracción tiene me-

nos placas en cada vaso, pero son más

gruesas. Estas baterías suministran una

corriente para arranque relativamente

inferior, pero se pueden descargar con

más frecuencia y durante más tiempo

(200 a 600 ciclos completos). Este tipo

de batería es altamente adecuada para

la función combinada de batería de ar-

ranque y servicio.

Este tipo de batería tiene incluso menos

placas planas o cilíndricas, aunque

son muy gruesas. Por lo tanto, puede

descargarse muchas veces y prácticamente

por completo (1000-1500 ciclos completos).

Por eso las baterías líquidas de tracción

suelen ser la elección habitual para

carretillas elevadoras y equipos eléctricos

pequeños, como máquinas de limpieza

de grado industrial.

Pero las baterías líquidas de tracción

requieren un método de carga especial.

Como, en su mayoría, estas baterías son

altas, son sensibles a la acumulación de

ácido sulfúrico en el fondo. Este fenómeno

recibe el nombre de estratificación y se

produce porque el ácido sulfúrico es más

denso que el agua. El contenido de ácido

aumenta en la parte inferior de la batería,

intensificando localmente la corrosión de

la placa, y disminuye en la parte superior,

reduciendo la capacidad.

La batería se descarga de forma

desigual, lo que hace que su vida útil

se reduzca considerablemente. Para

distribuir el ácido uniformemente de

nuevo, la batería debe sobrecargarse

deliberadamente aplicando tensión

excesiva. Esto genera una gran

cantidad de gases de hidrógeno,

formará una mezcla peligrosa

con el oxígeno del aire. La tensión

necesaria para recargar estas

baterías es de aproximadamente

2,7 voltios por célula, o 16,2 voltios

para un sistema de 12 V y 32,4

voltios para un sistema de 24 V.

Estos altos niveles de tensión son

extremadamente peligrosos para el

equipo conectado y la gran cantidad

de gas generado impide el uso de

estas baterías en embarcaciones y

vehículos, excepto para propulsión.

Batería de Iones de Litio

Hasta hace poco, las baterías de Iones de

Litio estaban disponibles principalmente

como baterías recargables de poca capa-

cidad por eso solían utilizarse mucho en

teléfonos móviles y ordenadores portá-

tiles. Mastervolt ofrece baterías de Iones

de Litio con una gran capacidad. Nuestras

baterías de Ión de Litio tienen una alta

densidad de energía y son perfectas para

aplicaciones cíclicas. En comparación con

las baterías tradicionales de plomo-ácido,

las baterías de Iones de Litio ofrecen un

ahorro de hasta el 70 % en volumen y

peso, mientras que el número de ciclos

de carga es tres veces superior, en com-

paración con las baterías de ácido-plomo

de semitracción.

Además, las baterías de Iones de Litio

pueden recargarse con una corriente muy

alta, hasta el 100 % de la capacidad, lo que

resulta en un tiempo de carga muy corto

sin efecto memoria.

Sistema de Gestión de Baterías

Las baterías Mastervolt de Iones de Litio

están equipadas con un Sistema de Gestión

de Baterías. El sistema mantiene todas

las celdas individuales perfectamente

equilibradas, lo que tiene como resultado

un aumento de la capacidad y la vida útil.

La batería líquida de tracción

(Mastervolt no tiene este tipo de baterías en su cartera de productos)

Un beneficio añadido es que las baterías

de Iones de Litio pueden ofrecer una ca-

pacidad constante, independientemente

de la carga conectada. La capacidad dis-

ponible de una batería de ácido-plomo se

reduce en caso de corrientes de descarga

más elevadas. Las baterías de Iones de

Litio pueden descargarse al 80 % sin que

ello afecte a su vida útil; en cambio, a las

baterías de plomo-ácido les afectan más

las descargas profundas.

Vida útil más larga

En comparación con las baterías

tradicionales abiertas o de plomo-

ácido, las baterías de Iones de Litio

ofrecen todavía más ventajas, como una

densidad de potencia mucho mayor y

una vida útil más larga. Y, dado que el

litio es el metal más ligero, las baterías de

Iones de Litio también son más ligeras.

También pueden recargarse en cualquier

momento, mientras que las baterías de

níquel-cadmio deben descargarse por

completo para ofrecer un rendimiento

óptimo y prevenir el efecto memoria.

235